CCOO considera inaceptables las listas negras de Interior a cuenta del euskera

    El Defensor del Pueblo ha dado la razón al sindicato tras su queja por el procedimiento de retirada de armas instaurado en el cuerpo policial

    27/06/2019.

    La Sección Sindical de CCOO en Policía Foral considera inaceptables y propias de tiempos pasados, las maneras totalitarias, desproporcionadas, ya superadas y fuera de todo lugar, que está teniendo el Departamento de Interior a cuenta del perfil lingüístico en euskera de determinadas plazas en el seno del cuerpo policial. Una forma de actuar que ha puesto el foco de atención únicamente en los y las agentes del cuerpo policial, y que están basadas en el inaudito amedrentamiento que está suponiendo la exigencia a los mandos de las unidades afectadas de confeccionar una serie de listas negras al más puro estilo inquisitorial. Listas de nombres de todas aquellas personas que no participen de esta consulta y que para nuestra sección sindical deja a las claras el talante con el que hemos tenido que “lidiar” estos años.

    Este sindicato fue el que promovió al inicio de la legislatura pasada la realización de cursos intensivos de euskera para todos los miembros de la organización, en igualdad de condiciones que el resto de funcionarios. Lamentablemente sólo se han otorgado acciones formativas para unos escasos 20 miembros de la Policía Foral cada año, muy lejos del pretendido derecho de la ciudadanía a ser atendido en euskera. Resulta paradójico que ya en el tiempo de descuento la consejera Beaumont y su Director General de Interior pretendan cambiar las reglas del juego, y quieran imponer su ideología lingüística dentro de la Policía Foral a través de una total desinformación, y con un estilo de mando que deja mucho que desear.

    Para esta sección sindical, la potenciación y el uso del euskera como lengua de comunicación y participación con la ciudadanía es algo innegable, positivo y enriquecedor, por cuanto es una lengua oficial en nuestra Comunidad, y así se recoge en la propia LORAFNA. Sin embargo queda fuera de toda lógica la elaboración de listas negras y marcadas para todos aquellos que desde su libertad no quieren dar a conocer a esta Administración en funciones su posición con respecto a esta lengua. Como segundo sindicato en la representación de todo el funcionariado de la Administración Foral, y el tercero dentro de la Policía Foral, criticamos el oscurantismo y las formas con las que se ha llevado a cabo este tema, y solicitamos la total paralización hasta la entrada del nuevo ejecutivo. Luz y taquígrafos, en definitiva, transparencia en la gestión es lo mínimo que se puede exigir a quienes dirigen Interior.

    Por otra parte esta sección sindical acaba de ver reconocida su queja ante el Defensor del Pueblo con respecto al procedimiento por el cual desde la Jefatura de Policía Foral se retiran las armas reglamentarias y particulares de aquellos funcionarios policiales que se encuentran en situación de incapacidad temporal. El Defensor del Pueblo ha remitido a la Consejera de Interior un recordatorio de deberes legales para que se dé trámite de audiencia a los y las agentes a las que se pretenda retirar sus armas, tras comprobar que no se cumple con lo establecido en la ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común.

    Además recuerda el Defensor del Pueblo que la garantía de audiencia es más exigible puesto que la norma que regula a la Policía Foral establece que la decisión de retirar el arma reglamentaria al personal debe estar debidamente motivada, y exige la tramitación de un procedimiento con las debidas garantías en el que se dará audiencia al personal afectado, algo que a la luz de la queja presentada por CCOO, no se cumple.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.