La Fundación Paz y Solidaridad reivindica el trabajo decente como motor del desarrollo sostenible

  • La Fundación Paz y Solidaridad ha organizado hoy una jornada sobre la explotación laboral que se da en las cadenas mundiales de suministro y cómo erradicarla a través del trabajo decente.

Más de 40 millones de personas sufren explotación laboral en el mundo. “Sumangali” es un ejemplo de la explotación laboral actual en las cadenas mundiales de suministro en el sector textil en India.

23/10/2018.
La Fundación Paz y Solidaridad reivindica el trabajo decente como motor del desarrollo sostenible

La Fundación Paz y Solidaridad reivindica el trabajo decente como motor del desarrollo sostenible

La Fundación Paz y Solidaridad ha organizado hoy una jornada en el Tribunal Laboral de Navarra bajo el título ‘El trabajo decente como motor del desarrollo sostenible’, en la que han participado Gema Mañú, directora de Inclusión y Protección Social del Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra; Chechu Rodríguez, secretario general de CCOO de Navarra; Ángel Luis de Val Tena, profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad de Zaragoza; Alejandra Ortega, consejera técnica para OIT en la Secretaría Confederal de Internacional y Cooperación de CCOO; Víctor Garrido, secretaría de Acción Sindical Internacional de CCOO de Industria y Eva Antón, coordinadora del centro 8 de marzo de la Fundación 1º de Mayo.

La jornada forma parte de un proyecto que tiene como objetivo informar a la sociedad navarra sobre la explotación laboral que se da las cadenas mundiales de suministro y cómo erradicarla a través del trabajo decente. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), más de 40 millones de personas sufren explotación laboral en el mundo: un 60% son mujeres y un 25% son niñas y niños.

“Sumangali” es un ejemplo de la explotación laboral actual en las cadenas mundiales de suministro en India. El término “sumangali” es una expresión india que significa “mujer felizmente casada”, y con ella se denomina a la explotación laboral que sufren las jóvenes indias, a veces niñas, principalmente en el estado Tamil Nadu, al sur del país. Son reclutadas y empleadas a gran escala para trabajar en la industria textil.

Ante esta situación, los ponentes que han intervenido en la jornada han debatido sobre las medidas necesarias que hay que aplicar contra la explotación en las cadenas mundiales de suministro: diálogo social, respeto a los derechos laborales, seguridad en el puesto de trabajo, protección social, desarrollo personal e integración social.

Acuerdos Marco Globales (AMG)

Los Acuerdos Marco Globales (AMG) sirven para proteger los intereses de los trabajadores y trabajadoras a través de toda la cadena de suministro de una empresa multinacional. Se negocian a nivel global entre los sindicatos y la empresa multinacional y establecen las mejores normas posibles en materia de derechos sindicales, salud, seguridad y medio ambiente, y la calidad de los principios laborales en las operaciones globales de la empresa, independientemente de que estas normas existan en un determinado país.

Una de las personas encargadas de garantizar que se cumplan los AMG es Víctor Garrido, que pertenece a la Secretaría de Acción Sindical Internacional de CCOO de Industria y es coordinador de IndustriALL Global Union de los AMG Internacionales con Inditex o Siemens-Gamesa y del Acuerdo entre CCOO Industria y Mango.

Una de las funciones de Garrido es realizar visitas a las fábricas proveedoras de Inditex –líder textil mundial con más de 7.292 tiendas en 93 mercados, fábricas en 45 países, y más de 152.000 personas empleadas de forma directa y 2 millones de personas empleadas en su cadena de suministro- para garantizar que se cumplan las normas establecidas en el AMG. Entre ellas, evitar que en ninguna de las fábricas subcontratadas por Inditex se dé el “Sumangali”.

Garrido ha señalado que “la esclavitud infantil afecta a 152 millones de niñas y niños en todo el mundo, y entre ellos, el sumangali es una forma de esclavitud aberrante que se está dando en la actualidad. En la India trabajan 36 millones de personas en el sector textil que tienen un salario mínimo mensual entre 90 y 145 euros, jornadas semanales de entre 60 y 70 horas y unas condiciones de trabajo pésimas (viven aisladas en hostels dentro de las fábricas, sufren violaciones, etc). Muchas son niñas de las castas inferiores a las que prometen entregar la dote tras finalizar el contrato y después les obligan a contraer matrimonio”.

Garrido ha señalado que en 2009 comenzó a trabajarse en este sector en la India con varios proyectos para “erradicar el trabajo forzoso y el trabajo a menores y eliminar y prevenir el acoso sexual”. Gracias a este tipo de proyectos se está avanzando en la sensibilización social, educación, sensibilidad de género, en la prevención del acoso sexual y en la vigilancia y control de los hostels dentro de las fábricas de la cadena de suministro de Inditex.

Fundación Paz y Solidaridad

La Fundación Paz y Solidaridad de Navarra es una Organización No Gubernamental dedicada a la cooperación al desarrollo. Desde sus inicios viene trabajando por un mundo más justo, sostenible y solidario a través de la articulación de diferentes iniciativas y proyectos. Por un lado, mediante proyectos de cooperación en países en vías de desarrollo, y por otro, con campañas de sensibilización y educación para el desarrollo, buscando informar y concienciar a la población navarra, de la mejor manera posible, que la solidaridad y la cooperación entre los pueblos es imprescindible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.