Comisiones Obreras de Navarra

Comisiones Obreras de Navarra
CCOO Navarra

jueves 29 de junio de 2017

CCOO critica el doble discurso del Gobierno de Navarra en la anticipación de la edad de jubilación de Policía Foral

El sindicato denuncia la dejadez de la consejera ante el procedimiento legal que debe seguir el ejecutivo para solicitar la inclusión del cuerpo autonómico en el Real Decreto.

CCOO critica el doble discurso del Gobierno en la anticipación de la edad de jubilación

CCOO critica el doble discurso del Gobierno en la anticipación de la edad de jubilación

El sindicato CCOO ha criticado hoy duramente la actitud de la consejera de Interior, María José Beaumont, y por extensión de la presidenta del Ejecutivo navarro, Uxue Barkos, por el doble discurso que están realizando en cuanto a la anticipación de la edad de jubilación en el cuerpo policial autonómico. Esta central sindical ha tenido conocimiento este jueves de la imposibilidad de formar parte del Real Decreto que está elaborando el Ministerio de Fátima Ibáñez, por cuanto la responsable de Interior no ha solicitado formalmente la inclusión de Policía Foral en el procedimiento que se sigue.

El proyecto de Real Decreto que está elaborando el Gobierno central, y que establecerá el coeficiente reductor de la edad de jubilación en favor de los policías locales, está ya en la fase de audiencia e información pública. Sin embargo, en el caso que nos ocupa, el de la Policía Foral, quien no se está ocupando realmente de hacer su trabajo es la señora Beaumont. Y  es que este proyecto es consecuencia del procedimiento recogido en el Real Decreto 1698/2011, de 16 de noviembre, por el que se regula el régimen jurídico y el procedimiento general para establecer coeficientes reductores y anticipar la edad de jubilación en el sistema de la Seguridad Social. Ese procedimiento, al que ahora se pone fin con el Real Decreto, ha ido dirigido exclusivamente a valorar la siniestralidad del colectivo de la policía local, por lo que no es posible extender el ámbito subjetivo del mismo a otro colectivo para el que no se han llevado a cabo los informes preceptivos recogidos en la norma anteriormente citada. Informes que desde Navarra se ha afirmado a la representación sindical en varias ocasiones que se han enviado, pero que desde Madrid niegan tajantemente, de ahí el doble discurso.

CCOO recuerda que de acuerdo con el artículo 10 del Real Decreto 1698/2011, de 16 de noviembre, el empleador de la Policía Foral de  Navarra, es decir, el actual Gobierno cuatripartito que preside la señora Barkos, debe ser quien solicite oficialmente a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social el inicio del expediente de aplicación de coeficientes reductores. Este simple paso no se ha hecho; por desconocimiento, dejadez o por ambos. En este sentido, será el Ejecutivo Foral quien tenga que dar las oportunas explicaciones de la situación de discriminación, inferioridad y desigualdad que se van a encontrar los hombres y mujeres que forman parte del cuerpo autonómico. 

De acuerdo con la información disponible, este sindicato ha tenido conocimiento de que el Gobierno de Navarra está trabajando en una dirección distinta en lo que se refiere al colectivo de la Policía Foral, una dirección más encaminada a procurarles el inicio de la llamada segunda actividad; una segunda actividad que tampoco está siendo regulada y para la que se presenta una aplicación problemática, dada la escasez de puestos de trabajo susceptibles de tener asignada esa situación laboral. Y es así porque el actual equipo de Interior así lo ha manifestado en innumerables ocasiones, al tiempo que afirmaban que también se estaba colaborando con Madrid facilitando toda la información requerida al respecto. En cualquier caso, un doble discurso que afea y mucho el reconocimiento a la profesionalidad de sus trabajadores y trabajadoras que van a verse perjudicados por una decisión eminentemente política.
 
Para CCOO es una decisión muy grave dejar apartado a todo un colectivo, envejecido y poco motivado, de este logro que se va a plasmar próximamente para el resto de policías locales del Estado. Una decisión que, tal y como este sindicato denunció a primeros de este año, suena más a un chantaje y a una presión, con el fracasado proyecto de Ley de Policías de Navarra que la consejera quiere sacar adelante encima de la mesa, que a una decisión meditada desde la razón.
 
Los trabajadores y trabajadoras de Policía Foral no pueden quedar apeados de esta histórica oportunidad que sus homólogos vascos consiguieron en el año 2010. Emplazamos por ello encarecidamente a la máxima responsable del Gobierno de Navarra para que tome cartas en el asunto, asuma la importante tarea de llevar adelante este procedimiento y defienda con ahínco los derechos de estos funcionarios públicos. En tanto no se produzca una solicitud oficial de la misma en los términos antes expuestos, no se iniciará el expediente específico de la Policía Foral de Navarra. Por lo tanto, una vez más estamos a tiempo de no perder otro tren; el que llevará a un rejuvenecimiento real de una plantilla que quiere dar el mejor de los servicios a la ciudadanía.

CCOO critica el doble discurso del Gobierno de Navarra en la anticipación de la edad de jubilación de Policía Foral

jueves 29 de junio de 2017

Áreas temáticas relacionadas

Información - Noticias