CCOO reclama al empresariado y a la Administración mayor compromiso para implantar planes de igualdad

  • Una nueva normativa obliga a las empresas y administraciones con plantillas de 50 personas o más a implantar planes de igualdad y registrarlos.
  • 445 empresas en Navarra, incluidas las Administraciones Públicas, deberán contar con un plan de igualdad en 2022. Actualmente sólo el 4% de ellas cuentan con estos planes que tratan de diagnosticar los problemas en los centros de trabajo y de establecer medidas para que la igualdad entre hombres y mujeres sea un hecho.

28/08/2019.
Planes de igualdad

Planes de igualdad

El Gobierno de Navarra ha introducido novedades normativas en materia de igualdad que obligarán a una implantación progresiva y generalizada de planes de igualdad para las administraciones públicas y empresas de más de 50 trabajadores y trabajadoras hasta el 2022. También lo es, desde 2007, para las empresas que tienen en plantilla a más de 250 personas, y sin embargo más de la mitad lo incumplen. Entre éstas, la propia administración, ya que ni Gobierno de Navarra, ni ayuntamientos como el de Pamplona o Tudela, pese a contar con más de 250 trabajadores y trabajadoras, cuentan con un plan de igualdad. Entre las novedades normativas, cabe destacar las siguientes:

Implantación paulatina para las empresas de más de 50 personas en 2022. Entre las novedades que ha introducido el Gobierno en 2019 en la Ley Orgánica 3/2007 de Igualdad, se ha establecido una implantación progresiva de la obligación de contar con un Plan de Igualdad. Así, el 7 de marzo de 2020 deberán contar con uno las 123 empresas navarras de más de 150 trabajadores y trabajadoras; el 7 de marzo de 2021, las de más de 100 personas en la plantilla, que en este caso suman 216; y el 7 de marzo de 2022, las que cuenten con más de 50. En total serán 445 empresas en Navarra, incluidas las Administraciones Públicas, de las que actualmente sólo el 4% cuentan con estos Planes que tratan de diagnosticar los problemas de igualdad entre hombres y mujeres en los centros de trabajo y de establecer medidas para que esta igualdad sea un hecho.

Medidas negociadas. Otra de las novedades es que tanto el diagnóstico como las medidas que se propongan deben ser negociadas con la representación legal de los trabajadores y trabajadoras. En este sentido, CCOO considera que falta conciencia empresarial para erradicar la discriminación que se da en las empresas, y reclama a empresarios y empresarias, administraciones y sociedades públicas, un cambio de actitud para avanzar de una manera más decidida hacia la igualdad real entre mujeres y hombres.

Registro obligatorio. Esta es otra de las nuevas obligaciones que responde a una insistente demanda sindical: las empresas están obligadas a inscribir sus planes de igualdad en el registro de convenios y planes de igualdad. Hasta el pasado 7 de marzo no era obligatorio y eso impedía conocer el número de los planes de igualdad que se implantaban. Esta medida supone un gran avance pero le faltarían mecanismos de seguimiento para controlar que el Plan cumple con la normativa. Además, y pese a su obligatoriedad, todavía son muy pocas las empresas que han inscrito sus planes de igualdad en este registro.

Desde CCOO reclamamos a los empresarios y empresarias, y administraciones un cambio de actitud y mayor implicación para que faciliten la negociación de planes de igualdad con la representación de sus trabajadores y trabajadoras. En CCOO llevamos muchos años asesorando y formando a sus delegados y delegadas para la negociación de estos planes, lo que no ha impedido que muchas empresas de más de 250 trabajadores y trabajadoras hayan eludido la obligación de implantar un plan de igualdad. Por ello, pedimos a la Inspección de Trabajo que refuerce el control y endurezca las sanciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.