CCOO se queja ante el defensor del pueblo tras las denegaciones de los permisos de paternidad en policía foral

    Además el sindicato ha recurrido la oposición de inspectores e inspectoras del cuerpo por incumplimiento del principio de igualdad

    07/06/2019.

    La Sección Sindical de CCOO acaba de presentar ante el Defensor del Pueblo una queja tras las denegaciones que se están produciendo en el seno de la Policía Foral de los permisos adicionales retribuidos de paternidad aprobados por la Ley Foral 6/2019, de 7 de febrero. Como se recordará, la norma amplía el permiso de paternidad en 4 (2018), 8 (2019) y 12 (2020) semanas más para aquellos nacimientos, guardas con fines de adopción o adopciones habidos entre los años 2018 y 2020.

    Muchas de las solicitudes de los funcionarios policiales afectados se sucedieron a lo largo de los meses de febrero y marzo, al objeto de disfrutar de dicho permiso en periodo estival. Esta circunstancia es comprensible en tanto que la conciliación de la vida personal, laboral y familiar puede ser más comprometida en verano por las propias vacaciones escolares. Sin embargo, desde la Jefatura de la Policía Foral se desestimaron, al igual que los recursos que vinieron a continuación y que fueron desestimados de la misma manera por la Consejera del ramo.

    CCOO entiende que los funcionarios afectados se ven privados de la posibilidad del uso de este permiso en el periodo que han elegido, viéndose conminados a su disfrute en otro momento más favorable a los intereses de la Administración y no a los de su familia, hecho éste que desvirtúa dramáticamente la tan traída conciliación, y produce una clara discriminación con respecto al resto de funcionarios de la Administración.

    Los solicitantes están viendo burladas sus legítimas expectativas de poder disfrutar el permiso adicional en el periodo que más interesa a su conciliación personal, familiar y laboral. Resulta evidente que no cabe interponer recurso contencioso-administrativo para una causa que se va a agotar con el transcurso del verano, privando la Administración Foral a sus funcionarios de un derecho reconocido en la legislación vigente.

    Ante esta situación de indefensión en la que la Administración no ha desarrollado reglamentariamente la norma, ni tampoco ha negociado con las organizaciones sindicales para posibilitar una implantación menos problemática y más satisfactoria para el personal afectado, CCOO apela al Defensor del Pueblo para que recomiende a la propia Administración y posibilite el ejercicio de este derecho a todos los funcionarios policiales afectados.

    Por otra parte, la Sección Sindical acaba de presentar el pertinente recurso ante la misma Consejera de Interior por la convocatoria para el acceso a catorce plazas de inspector o inspectora de Policía Foral publicada el pasado 9 de mayo, al entender que ésta vulnera de manera flagrante el principio de igualdad entre el personal funcionario que se verá afectado.

    Para CCOO, aquellos funcionarios y funcionarias de las Policías de Navarra que van a participar en la oposición de 5 de esas 14 plazas, ya tienen reconocida ante la Administración su condición tanto física como psicofísica, por lo que no es entendible que nuevamente se les exija. De hecho, desde el sindicato se recuerda que en condiciones similares para el acceso de este empleo en el Cuerpo Nacional de Policía,

    se reconoce la exención de la realización de pruebas físicas y reconocimiento médico a los aspirantes que ya tengan la condición de Policía Nacional, en virtud de lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 8 del Reglamento de los Procesos Selectivos y de Formación en el Cuerpo Nacional de Policía, aprobado por el Real Decreto 614/1995 de 21 de abril.

    Por ello, CCOO ha solicitado que se declaren nulas, por ser contrarias a los principios de igualdad, mérito y capacidad, las diferencias de trato expuestas en relación con las pruebas físicas, psicotécnicas y reconocimiento de la aptitud psicofísica. Además se solicita que se reconozca la aptitud física de quienes ostenten la condición de Policía de Navarra, de la misma manera que se reconoce a los aspirantes de promoción, estando exentos de la realización de las pruebas físicas; que decaiga el carácter eliminatorio de las pruebas psicotécnicas para el turno de oposición, pasando a ser puntuables y no eliminatorias, como en promoción interna; y que se reconozca la aptitud psicofísica de quienes ostenten la condición de Policía de Navarra, de la misma manera que se reconoce a los aspirantes de promoción, estando exentos de la realización del reconocimiento de la aptitud psicofísica.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.