CCOO recuerda que es necesario avanzar en el respeto a la diversidad

  • El sindicato celebra que hace dos años ya se hubiera aprobado una Ley Foral de Igualdad para el colectivo LGTBI+.
  • CCOO considera que programas como SKOLAE son fundamentales para el avance en el respeto hacia las vivencias sexuales o de género diversas.

17/05/2019.
LGTBIfobia

LGTBIfobia

La profundización en los derechos sociales y laborales, así como en las libertades individuales supone una tarea fundamental para CCOO. En este sentido, evitar cualquier tipo de discriminación derivada de la orientación sexual o trabajar a favor de la diversidad se convierten en dos objetivos claros.

Todavía no han pasado muchos años desde que en 1990 la Organización Mundial de la Salud excluyera la homosexualidad de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud. Nuestra sociedad ha avanzado mucho en el desarrollo normativo para evitar la discriminación.

Son muchas las leyes que abordan los derechos del colectivo LGTBI, la ley foral de parejas de hecho y la ley foral integral de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales por ejemplo, y sobre todo la Ley Foral para la igualdad social de las personas LGTBI+ aprobada hace ya dos años.

Estos textos fueron pioneros en la lucha por la igualdad, pero las leyes no siempre conllevan un cambio de facto en la mentalidad o en las actitudes de la sociedad. Así, hoy día, aun siendo posible que dos personas del mismo sexo se casen o que las personas transexuales tengan documentación de acuerdo a su sexo, todavía hay mucho que hacer para que estas personas puedan vivir su opción sexo-afectiva con normalidad, expresar su afectividad libremente en público y ser visibles y aceptadas socialmente.

CCOO ha opinado que, nuestra sociedad y el mundo del trabajo en particular, pese a las leyes igualitarias, no está exenta de prejuicios y actitudes discriminatorias (homofóbicas, lesbofóbicas y transfóbicas) que hacen que el colectivo LGBTI tenga necesidades especiales que desde las políticas públicas exigen un tratamiento y unos servicios concretos. El sindicato ha subrayado que está plenamente comprometido en combatir la LGTBIfobia en los centros de trabajo.

Por ello, CCOO ha abogado porque programas educativos como SKOLAE se mantengan y desarrollen, ya que inciden de forma positiva en la percepción social sobre la diversidad afectivo sexual. Los patrones de conducta, el respeto a la pluralidad, los valores a favor de la convivencia son elementos que han de ser cultivados en el ámbito educativo.

Por último, CCOO ha valorado positivamente el Plan de Acción que aprobó ayer el Consejo Navarro LGTBI+. Sin duda, organizar y transversalizar las políticas políticas para trabajar a favor del respeto y contra la LGTBIfobia es importante para acabar con prácticas discriminatorias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.