CCOO denuncia la indefensión de los opositores de Secundaria ante la falta de fechas para revisar los recursos

    CCOO denuncia que la avalancha de recursos que ahora mismo están colapsando al Departamento de Educación se podría haber evitado si se hubiera abordado con claridad los criterios de evaluación en las oposiciones, tal y como pedía el sindicato.

    14/09/2018.

    CCOO denuncia la indefensión que continúan sintiendo los aspirantes a la OPE de Secundaria y FP por el trato que están recibiendo por parte de los tribunales y la Administración. Desde el propio Departamento de Educación no se está dando respuesta a todas las demandas y no publican todas las fechas para la vista de los expedientes de las oposiciones de secundaria y FP. El Departamento habla de que se abrirá un nuevo turno para atender el resto de recursos que faltan, pero la realidad es que existe un elevado número de docentes que no ha recibido comunicación alguna por escrito que atienda sus demandas, a pesar de haber cumplido con los trámites exigidos en la convocatoria en lo que a reclamaciones se refiere.

    Por otro lado, al personal docente se le exige con cada inicio de curso todos los criterios de evaluación y de calificación, y que los contenidos estén claramente recogidos en una programación anual y de aula. Sin embargo, cuando se trata del personal docente evaluado para pasar a formar parte de ese cuerpo dentro de la función pública, esos criterios se vuelven más laxos y quedan más diluidos, con lo que la indefensión y vulnerabilidad de este colectivo es mayor.

    Este verano ha quedado de manifiesto la fragilidad y deficiencia que tiene este sistema de acceso a la OPE, cuyo agotamiento es notorio. Pero mientras se negocia en Madrid uno que dé respuesta a las nuevas necesidades del profesorado (CCOO a nivel estatal está trabajando en ello), es necesario dentro del margen que tienen las CCAA, trabajar en garantizar que el proceso transcurra con la máxima transparencia para las personas aspirantes.

    Desde CCOO denunciamos la falta de claridad a la hora de establecer los criterios de evaluación en las oposiciones. A pesar de pedirlo año tras año porque así es demandado por todas y todos los aspirantes, cada vez que tenemos un nuevo proceso selectivo, no se aborda. Y esto inevitablemente genera una suspicacia y una desconfianza entre los y las opositoras que en nada beneficia al propio sistema. Y precisamente esto es lo que provoca la avalancha de recursos que ahora mismo están colapsando al Departamento de Educación, precisamente por la impotencia e indefensión al que se ven avocados los y las opositoras. Y se podría haber evitado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.