CCOO pide al nuevo Gobierno un Ministerio de Industria capaz de tejer una política industrial dinámica que cree empleo de calidad

  • El problema de los falsos autónomos nos afecta a todos porque es un paso más en la precarización de nuestras condiciones laborales. En Tudela, afecta a 500 personas que trabajan en Uvesa.

Hoy, las mujeres de la industria navarra cobran 7.663 euros menos que los hombres, una tendencia que no se corrige, ya que, según los últimos datos disponibles, de 2015 a 2016 la brecha de género se amplió en 200 euros.

05/06/2018.
De izq a der, Josema Romeo, Agustín Martín, Eva Ciaurriz y Chechu Rodríguez

De izq a der, Josema Romeo, Agustín Martín, Eva Ciaurriz y Chechu Rodríguez

CCOO ha analizado hoy la situación de la industria en Navarra en una rueda de prensa en Tudela, en la que han comparecido Agustín Martín, secretario general de la Federación de Industria de CCOO estatal; Chechu Rodríguez, secretario general de CCOO Navarra; Josema Romeo, secretario general Federación Industria de Navarra y Eva Ciaurriz, secretaria de acción sindical de la Federación de Industria de Navarra.

Agustín Martín ha exigido al nuevo Gobierno que “estructure un Ministerio de Industria capaz de tejer una política industrial dinámica y un modelo productivo que sea creador de empleos de calidad y con derechos”. Martín ha señalado la importancia de frenar la creciente precariedad laboral, y en este sentido se ha referido al caso de los falsos autónomos, “un problema que nos afecta a todos y a todas porque es una vuelta de tuerca más en la precarización de nuestras condiciones laborales. Sólo aquí en Tudela, afecta a 500 personas que trabajan en Uvesa”.

Chechu Rodríguez, secretario general de CCOO Navarra, también se ha referido a la precariedad: “Hoy se crece pero sin reparto. La industria es un sector prioritario en Navarra, que representa el 24,7% de la población ocupada, y necesita que se aborden medidas de calado como las propuestas por CCOO al Plan de Empleo”.

Sector industrial, estratégico para Navarra

La industria ha tenido siempre un peso muy importante en la economía navarra. Tal y como ha señalado Josema Romeo, “es un sector que está altamente sindicalizado y por eso ha tenido tradicionalmente unas condiciones salariales y de empleo mejores que en otros sectores. Pero a raíz de la crisis y de la creación de empleos temporales esa estabilidad en los contratos también ha ido bajando”. Hoy 71.000 personas trabajan en la industria navarra, 10.000 menos que al inicio de la crisis. Además, la temporalidad sigue siendo alta, y es un problema que no termina de corregirse, en abril por ejemplo se han firmado 9.507 contratos temporales, 830 más que en marzo, y el 94,47% de los contratos en abril fueron temporales. En términos generales, 11.400 personas de las que trabajan en industria tienen menos de 1 año de antigüedad en la empresa (el 15,9%) y la temporalidad alcanza a 16.321 personas.

Por eso en CCOO nos preocupa la calidad en el empleo. Romeo ha señalado algunas medidas que se tienen que tener en cuenta para corregir esta situación: recuperación salarial para corregir la pérdida de poder adquisitivo durante los años de la crisis; medidas para atajar el incremento de la temporalidad; fomento de la conversión de contratos eventuales en fijos; apoyo e impulso al desarrollo de planes de profesionalización y modernización; impulsar las cualificaciones, certificados de profesionalidad y la acreditación de la experiencia en especialidades vinculadas a la industria; e impulsar la formación y la cualificación de los y las trabajadoras del sector.

La negociación colectiva en este sector

En Navarra el sector industrial es estratégico y con importancia de futuro. Por eso, ha afirmado Eva Ciaurriz, “es inadmisible que la patronal a nivel estatal siga planteando el incremento de la flexibilidad a 170 horas, pudiendo aplicarse en jornadas diarias de 10 horas y semanales de 49 horas”. También la patronal pretende modificar el orden de llamamiento de las personas fijas discontinuas, cuestión que los sindicatos han calificado como inadmisible.

En este sentido, el incremento salarial propuesto por la patronal, se encuentra muy lejos de lo planteado por CCOO. Tampoco se aceptan las propuestas sindicales en materia de permisos, ultra-actividad o las relacionadas con la imposibilidad de subcontratar la actividad principal. Tampoco se aceptan nuestras propuestas en materia de igualdad, “un asunto prioritario para nosotras”, como ha señalado Ciaurriz. Hoy, las mujeres de la industria navarra cobran 7.663 euros menos que los hombres. Y es una tendencia que no termina de corregirse, de 2015 a 2016 (últimos datos disponibles) la brecha de género se amplio en 200 euros.

La secretaria de Acción Sindical también se ha referido a la negociación en el sector de conservas vegetales: “Estamos en Tudela y hay que tener en cuenta que justo ahora se está produciendo la negociación de este convenio, que afecta en Navarra a 11.400 personas y a más de 175 empresas. Como sabéis, este convenio lleva bloqueado un año y medio, y por eso es momento de exigir a la patronal que tenga una actitud más abierta y flexible a nuestra demandas”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.