500 personas se concentran frente a la CEN para exigir incrementos salariales en los convenios

  • Alrededor de 500 personas convocadas por CCOO y UGT se han concentrado este mediodía frente a la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) para exigir que se lleguen a acuerdos en materia de empleo y negociación colectiva.

En la concentración se han portado pancartas que exigían el desbloqueo de los convenios de metal, químicas, conservas vegetales o dependencia. Si no hay acuerdos y reparto de la riqueza, habrá más movilizaciones.

22/05/2018.
Concentración frente a la CEN para exigir reparto de la riqueza

Concentración frente a la CEN para exigir reparto de la riqueza

Más de 500 personas convocadas por CCOO y UGT se han concentrado este mediodía frente a la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) para exigir que se lleguen a acuerdos en materia de empleo y negociación colectiva. Además, varios delegados y delegadas se han concentrado con pancartas que portaban peticiones específicas para convenios que se están negociando ahora o que se encuentran bloqueados, como por ejemplo: ‘Convenio del metal, frente al bloqueo de la patronal, borroka; ‘Por un convenio justo de la dependencia’; ‘Convenio de químicas, mejora del poder adquisitivo, IPC garantizado’; o ‘Convenio conservas vegetales, solución ya! Sektorearen alde’. El objetivo es que los convenios se hagan eco del crecimiento económico actual y recojan incrementos salariales y recuperación de los derechos perdidos en estos últimos años de crisis.

Al igual que en el resto del país, en Navarra la situación es de bloqueo. El acuerdo a nivel estatal (Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva-AENC) influye de forma determinante, porque las patronales aplican de forma general los criterios sobre salarios y derechos. Navarra no escapa a la precariedad. En febrero el 44% de los contratos que se firmaron fueron para 7 días o menos, hay 23.000 personas que tienen un contrato parcial y temporal y hoy una persona trabajadora acumula de media 3.2 contratos. Y la desigualdad en el mercado laboral está abriendo todavía más las brechas de discriminación que sufren las trabajadoras y los trabajadores más jóvenes.

Ante este contexto, las organizaciones empresariales no quieren admitir que ya no estamos en una situación de profunda crisis, como la que vivimos de 2008 a 2013. El gran esfuerzo hecho durante estos años por los trabajadores y las trabajadoras debe revertirse ahora, cuando la economía crece con fuerza desde hace cuatro años, se crea empleo (aunque es precario) y las empresas están recuperadas del impacto de la pasada crisis y se encuentran en una situación que supera con creces el mejor momento de la etapa de crecimiento anterior: ganan 37.000 millones más que en 2008, reparten 15.600 millones más de dividendos entre sus accionistas, y han reducido su nivel de endeudamiento hasta situarlo por debajo del de la Eurozona. Frente a esto, la remuneración de los asalariados es 10.000 millones inferior a la de 2008.

Por lo tanto, ante el crecimiento económico no está habiendo reparto. Enfrente nos encontramos con una patronal que hace de la cultura de la acumulación su principal bandera. Y eso concentra la riqueza y genera más desigualdad. Y desde CCOO y UGT no estamos dispuestos a permitirlo. Sin reparto no hay salida justa de la crisis, sin empleo de calidad no hay salida integral de la crisis, con avaricia habrá un malestar social creciente. Si los salarios y las pensiones no suben; si no se recupera lo arrebatado; si no hay acuerdos, habrá más movilizaciones como la de hoy y habrá conflicto en las empresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.