La sección de Justicia de CCOO rinde homenaje a los republicanos Cayuela y Elío, represaliados en el 36

    La semana pasada se tributó en Pamplona, a iniciativa de la sección navarra de “Juezas y Jueces para la Democracia”, un sentido y emotivo homenaje para honrar la memoria tanto del juez Luis Elío como la de todos los trabajadores de la administración de Justicia que en esta tierra fueron represaliados tras la sublevación fascista de 1936 contra la entonces vigente legalidad republicana, y en el que tuvimos el inmenso honor de participar una representación de la sección sindical de Justicia de Comisiones Obreras.

    01/02/2018.
    Cayuela

    Cayuela

    La semana pasada se tributó en Pamplona, a iniciativa de la sección navarra de “Juezas y Jueces para la Democracia”, un sentido y emotivo homenaje para honrar la memoria tanto del juez Luis Elío como la de todos los trabajadores de la administración de Justicia que en esta tierra fueron represaliados tras la sublevación fascista de 1936 contra la entonces vigente legalidad republicana, y en el que tuvimos el inmenso honor de participar una representación de la sección sindical de Justicia de Comisiones Obreras.

    Entre ellos, nos merece una mención especial, quien fuera Secretario de Sala de la Audiencia Territorial de Pamplona, D. Natalio Cayuela Medina, un hombre de bien entregado, además de a su actividad profesional como jurista, a otros numerosos compromisos sociales en favor de valores como la libertad, cultura, justicia social y progreso: presidente del partido Acción Republicana en Navarra, presidente de Cruz Roja de Pamplona, presidente del C.A. Osasuna (1923 y 1928-35), miembro de la Liga de los Derechos del Hombre…

    Tras triunfar la sublevación en Navarra, Cayuela fue inmediatamente detenido por su ideario republicano e internado en la prisión de Pamplona. Allí permaneció, sin que contra él se formulase cargo alguno, hasta el aciago día 23 de agosto, en el que al atardecer, junto a otros 52 compañeros de infortunio fue trasladado por las autoridades golpistas –y con la falsa promesa de que iban a ser puestos en libertad- al paraje bardenero de Valcaldera en Cadreita.

    Cuando llegó la comitiva al lugar del sacrificio ya les estaban esperando sus criminales verdugos (falangistas y requetés), quienes había cavado una gran fosa de enterramiento. La masacre fue perpetrada con la colaboración de las autoridades eclesiásticas, pues los asesinos estaban acompañados por una recua de clérigos (alguno de ellos con el tiempo, por este u otros méritos alcanzó la prelatura), prestos a “oir en confesión” a aquellos desventurados antes de acabar con su vida.

    Allí, junto con D. Natalio Cayuela murieron 52 personas, la mayoría jóvenes, que cayeron víctimas de la intransigencia y del odio, por ser paladines del librepensamiento, de la justicia social, de la defensa de los comunales, del pan de cada día para los pobres, defensores de “su sudor” en expresión de la época…

    Solo uno de ellos, Victorino Arteta, pudo escapar aprovechando que comenzaba a anochecer, y, a pesar de que resultó herido de bala consiguió llegar a Francia, donde pudo vivir para contarlo y disfrutar de una larga y fecunda vida.

    Transcurridos más de 80 años desde la tragedia los restos de D. Natalio y demás asesinados continúan sin aparacer y todavía no ha sido posible darles digna sepultura. A finales de los 50 las autoridades franquistas –perfectamente conocedoras de lo ocurrido- levantaron la fosa y trasladaron los restos al Valle de los Caídos, pero a comienzos de la Transición alguien, con evidente mando en plaza, se los volvió a llevar ignorándose a día de hoy, ante la desidia, cuando no complicidad, de todas las Administraciones que se han sucedido desde entonces, su paradero. Los muchos llamamientos hechos por familiares de las víctimas apelando a que quien sepa donde se hallan los restos de aquella pobre gente lo cuente, han resultado hasta la fecha infructuosos.

    Desde la Sección Sindical de Justicia de Comisiones Obreras además de seguir reclamando VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN para todas las víctimas de la dictadura franquista queremos con estas líneas dar a conocer el legado de vida y muerte de D. Natalio Cayuela, admirar su obra y honrar su memoria.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.