CCOO denuncia la situación de riesgo laboral del personal de guarderío forestal ante Inspección de Trabajo

    CCOO considera que es urgente que se incremente la plantilla de guarderío forestal-basozaingoa e insta al Gobierno de Navarra a que haga una apuesta por este colectivo de profesionales. No está en juego únicamente su seguridad laboral, sino también el garantizar que el medio ambiente en nuestra comunidad mantenga su calidad.

    18/01/2018.

    CCOO, ante la preocupación generada por esta situación de riesgo laboral en la que viven las y los guardas forestales, ha presentado una denuncia ante Inspección de Trabajo, para que sea esta instancia quien inste a la “empresa” a adoptar las medidas pertinentes.

    En ocasiones salen en prensa referencias al guarderío forestal, cuerpo constituido por hombres y mujeres guardas forestales-basozainak. Son agentes de la autoridad, y están especializados en la protección y gestión integral del medio ambiente. Su trabajo se extiende a un amplio número de competencias y funciones: gestión y protección de los recursos forestales, de la caza y de la pesca; prevención e investigación de incendios forestales; gestión de ayudas comunitarias a las entidades locales y protección del patrimonio histórico ubicado en el medio natural, entre otras.

    Desgraciadamente esta presencia en los medios pocas veces es por su trabajo -esencial como puede apreciarse por las tareas que desempeñan-. En los últimos meses ha sido por agresiones o atentados sufridos en el desempeño de su trabajo.

    En mayo de 2017, dos motoristas estuvieron a punto de atropellar a un guarda forestal cuando les dio el alto por circular con motos de competición en un paraje protegido de Ablitas, acelerando y dándose a la fuga. En junio de 2017, un padre y su hijo agredieron a los guardas forestales que cumplían órdenes de requisarles varios perros, en Cascante. Los guardas sufrieron insultos y repetidas amenazas de muerte, a pesar de estar acompañados de policías forales. Y el último en enero de 2018, cuando un cazador furtivo encañona y amenaza a un guarda forestal en Bertiz al darle el alto, en jornada de nieve y en espacio protegido (en ambas situaciones está prohibida la caza).

    Estos son algunos ejemplos de los casos que suelen vivir los guardas en su quehacer diario, junto a diferentes accidentes de trabajo. Se trata de situaciones que, evidentemente, se pueden prevenir y evitar. Es cuestión de medios y, en definitiva, de voluntad política.

    CCOO lleva años denunciando que las medidas que toma el Departamento de Medio Ambiente son insuficientes, ya ha solicitado que se cumplan todas las medidas recogidas en la planificación de la actividad preventiva. Entre ellas, hay una esencial: el trabajo en parejas, para que disminuyan las situaciones de riesgo de sufrir agresiones y/o accidentes. Para ello, no cabe duda, habrá que contar con más personal.

    Es urgente incrementar la plantilla

    CCOO considera que es urgente que se incremente la plantilla de guarderío forestal-basozaingoa. Es el momento para que el Gobierno de Navarra haga una apuesta por este colectivo de empleados y empleadas, un reconocimiento al papel que desempeñan. No está en juego únicamente la seguridad laboral, también lo está el garantizar que el medio ambiente en nuestra comunidad mantenga su calidad -como viene siendo ejemplo de campañas oficiales de turismo-.

    Es responsabilidad del Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Medio Ambiente, que el guarderío forestal / basozaingoa desempeñe las funciones de gestión y protección del medio ambiente en condiciones adecuadas para garantizar una buena biodiversidad y, en definitiva, un buen nivel de vida de las personas que viven y visitan esta comunidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.